miércoles, 8 de enero de 2014

La princesa viene a las cuatro. Una historia de amor atípica. ¿Será una princesa?

http://www.loguezediciones.es/libro/ver_libro_coleccion?id=98

Wolfdietrich Schnurre e ilustraciones de Rotraut Susanne Berner
Una historia de amor, llena de gracia y ternura.
Los peluches, como conejos, perros y gatos, tienen una amplia y cariñosa acogida en los libros ilustrados para niños. Pero, ¿qué sucede con una repugnante hiena?
Wolf Dietrich Schnurre le escribe un gran papel, mostrándonos un ser de extrañas franjas, que en el cautiverio del zoo tiene necesidad de ternura. Sin embargo, el monstruoso ser -miserable, solitario, tímido- está hechizado.
Desesperada, la hiena consigue hábilmente una invitación de un simpático tipo que lleva puesta una curiosa gorra. Emocionada, las lágrimas le resbalan por sus mejillas cuando descubre las bellas rosas del jardín sobre la mesa puesta de su bienintencionado anfitrión. ¿Y despúes?
Como dice la portada, se trata de una historia de amor aunque pronto descubriremos que es un tanto peculiar pero ¿por qué no normal?
Primero vemos la cubierta con una edición cuidada, de calidad, con una lomo de tela verde que ya nos motiva, al menos, a acercarnos al libro.

Como decía se trata de una historia de amor un tanto atípica, donde un hombre con un sombrero interesante, por llamarle de alguna manera, invita a una hiena un tanto fea -como todas las hienas, con moscas rondándola-a la hora del café a su casa. 
Entonces, en este libro nos tenemos que fijar en muchas cosas desde el principio: en el sombrero, que tiene mucho que ver con la historia de amor, en los animales del zoo, en la casa del coprotagonista, en las líneas de las paredes de su casa, ... en todo, porque este libro esconde mucho y no creo que lo descubramos todo.




Una historia donde a primera vista puede llevarnos a reflexionar sobre las relaciones de amor atípicas: las apariencias no tienen porque ser las que nos imaginamos o la belleza está en el interior, no en lo que vemos. Pero yo creo, como ya he dicho anteriormente que este libro esconde mucho más

Al principio, el hombre se queda horrorizado por el aspecto de la hiena pero cuando ésta le dice que está hechizada, la invita a comer. Aunque cuando sabe la verdad, le dice que él lo sabía de hace tiempo. El humor está presente en este cuento y pienso que un lector infantil se divertirá con este libro y un adulto que quiera también. Si recordamos el título y vemos quien se supone que es la princesa, creo que la sonrisa por no decir la carcajada está asegurada.
Un final sorprendente que no dejará indiferente a ningún lector.


Las ilustraciones son sencillas, parecidas a las de un niño, con lápices de colores, líneas geométricas rectas, perspectivas un tanto graciosas que se diferencian con los personajes pero que al mismo tiempo les acompañan con armonía para contar una historia diferente. Su ironía y ternura a la hora de ilustrar son para remarcar.

La ilustradora Rotraut Susanne Berner la podemos recordar de la colección en la que predominan las imágenes en detalle: El libro del invierno, El libro del otoño, El libro de la noche... editados por Anaya Editorial.


Y no me puedo olvidar de su conocido personaje, Miguel, y sus historias editadas en castellano por Anaya también. Unos libros para empezar a leer con la inocencia y la diversión de un niño, como así nos explican desde el blog de Biblioabrazo.

http://www.amazon.es/gp/product/8466736905/ref=as_li_ss_tl?ie=UTF8&camp=3626&creative=24822&creativeASIN=8466736905&linkCode=as2&tag=lluneta-21

Pero todos recordaremos un último libro más impactante todavía pero maravilloso, editado también por Lóguez: Cuando la muerte vino a nuestra casa, con texto de Jürg Schubiger. En él las ilustraciones de Susanne Berner nos aportan mucho más a esta historia sobre la muerte en la que nos acerca un poco más a este momento de la vida que un momento u otro lo tenemos que vivir, ¡es ley de vida!

http://www.loguezediciones.es/libro/ver_libro_coleccion?id=262

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada