martes, 3 de diciembre de 2013

Y llegó el invierno, ¿leemos un cuento para la ocasión?


En este frío invierno que ha llegado de repente, casi saltándose el otoño, y en el que lo que más apetece es coger la mantita y ponernos a leer, creo que lo mejor va a ser hacerlo en familia y con una selección de cuentos invernales, digo ideales.

Empezamos por dar un paseo por la nieve con toda la familia. Podéis id buscando al gnomo que no duerme y que creó Astrid Lindgren como una canción de vida. En lo más crudo del crudo invierno, las noches son oscuras y frías, pero el gnomo no duerme, ¿por qué será?
Astrid Lindgren
Ilustraciones de Kitty Crowther
Corimbo, 2013

En ese paseo puede ser que nos encontremos con una familia de ardillas a la que le encanta jugar en la nieve, seguro que como a todos.
¡Viva la nieve!
Kazuo Iwamura
Corimbo, 2012

¡Ah!, y si encontráis un conejo intentando coger una manzana de un árbol que no alcanza, seguro que luego ves llegar a otros animales como el zorro o el oso que le ayudarán. El invierno es complicado para conseguir comida y hay que ayudarnos entre todos.

La manzana roja
Feridun Oral

Editorial Juventud


Y luego podemos jugar con el gatito y el conejito en la nieve un rato más. Seguro que nos hacemos amigos.
Gatito y la nieve
Joel Franz Rosell
Constanze v. Kitzing
Kalandraka

El único y pequeño problema es que puede ser que de tanto jugar con la nieve, cojamos un buen resfriado como el pobre Juan Abad que se ha visto atacado de la manera más grotesca por un constipado de narices.
El moco
Christian Morgenstern
Il. Norman Junge
Lóguez Ediciones
Pero en esos momento tan duros, en la soledad de ese resfriado y de esos mocos, siempre hay algún amigo que te cuida y se preocupa por ti como le sucede a Burt.
¡Qué te mejores!
Ole Könnecke
Lóguez Ediciones, 2013


Y para que no os pase lo mismo, la próxima vez os abrigáis muy bien con la ropa que os pueda hacer Anabel con su hilo mágico.
Hilo sin fin
Mac Barnett
Il. Jon Klassen
Editorial Juventud, 2013





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada