miércoles, 13 de noviembre de 2013

La llamada de lo salvaje, un libro sobre la naturaleza animal


Jack London
"Buck, un perro vigoroso y domesticado que vive confortablemente en una soleada mansión de California, es secuestrado para ser vendido como perro de trineo en los fríos páramos de Alaska durante la denominada «fiebre del oro». La llamada de lo salvaje nos narra la dura lucha por sobrevivir en un mundo hostil y salvaje donde Buck sufre el maltrato de los hombres, de los otros perros y de la naturaleza misma. Finalmente, gracias a su instinto, a su fuerza, y a las lecciones aprendidas, Buck consigue destacar como líder, y recuperar la confianza hacia el ser humano en manos de John Thornton, su último amo, antes de la llamada de lo salvaje… " (Sinopsis editorial)
Esta novela es sobre los animales y la ley del más fuerte: mata o muere. 

Un profundo mensaje en contra de la violencia a los animales. Buck es el ejemplo de cuando un perro recibe cariño, amor y respeto incondicional, el lo devolverá el doble o más, arriesgando su vida.

Este libro tiene escenas muy doloras ante las que cualquier persona se puede sentir mal. Palizas que podían matar a cualquiera. Pero Buck como todos los perros es listo y aprende de algunas. Eso sí, sobreviviendo y haciéndose muy fuerte.

Una novela que recomiendo a todo el mundo pero especialmente a los amantes de los perros.

Un libro que se lee rápidamente y que os enganchara, aunque muchas partes son muy duras por el daño que se les causa a algunos animales por beneficio de los humanos egoístas.
En resumen, toda una demostración de superación animal, de inteligencia, de amor entre humanos y animales pero, al mismo tiempo, de violencia.


El libro está narrado desde la perspectiva del perro, de Buck. 

Un punto a favor en esta historia que viviréis intensamente y dolorosamente. La evolución del Buck también es interesante, desde una simple mascota donde el cariño no era excesivo pero no había maltrato hasta pasar por unos dueños odiosos y su último dueño, donde el amor entre humanos y perros se ve que es algo más que especial y difícil de explicar sino se siente lo mismo alguna vez. or último, el animal tendrá su llamada a lo salvaje, a su raza, a la de los perro-lobo, aunque él es una mezcla.

Sin una intriga que enganche a la primera, este libro tiene otras características que pueden gustar a cualquiera que le gusten los libros de aventuras, la naturaleza y los animales.

Me gustaría destacar algunos fragmentos y frases del libro que os pueden dar a entender mucho de él:

"Había sido arrancado de cuajo de la civilización y arrojado al corazón de la barbarie" 


"Mientras hablaba, acariciaba sin temor la cabeza que había apaleado sin ningún tipo de misericordia. Aunque a Buck se le erizó el pelo involuntariamente al contacto de su mano, lo soportó sin protestar."

El momento en que tienen su primer contacto con la nieve es de los pocos que te saca una sonrisa:
"Buck lo notó, al igual que los demás perros, y supo que se avecinaba un nuevo cambio. (...) Al dar el primer paso sobre la superficie fría, las patas de Buck se hundieron en un cosa blanca y pegajosa, parecida al barro. Con un gruñido saltó hacia atrás. Muchas partículas de esa cosa blanca flotaban en el aire."

"El débil no tenía ninguna oportunidad. Una caída significaba la muerte." "Buck aprendió con facilidad..."

"Pero el hombre del garrote con el jersey rojo le había inculcado a palos un código más esencial y primitivo.(...) En resumen, actuaba de una manera determinada porque era más fácil actuar que no actuar"

"Todo ese resurgir de viejos instintos que en determinados períodos, lleva a los hombres desde las bulliciosas a los bosques y las llanuras para matar con perdigones de plomo impulsados por métodos químicos, la concupiscencia de la sangre, el placer de matar, todo eso lo sentía Buck, sólo que de una manera más íntima."

"... John Thornton se abalanzó sobre el hombre que empuñaba el garrote."
"Y, de esta manera, Buck retozó durante su convalecencia y comenzó una nueva vida. Por primera vez sintió que amaba, y con un amor verdadero y apasionado."

"Este hombre le había salvado la vida, lo cual ya era bastante, pero, además, era el amo perfecto. Otros hombres se ocupaban del bienestar de sus perros por sentido del deber o por conveniencia, èl lo hacía como si se tratara de sus hijos, porque no sabía hacerlo de otro modo. (..) jamás olvidaba saludarlos amigablemente o decirles unas palabras de aliento..."

"... Buck seguía percibiendo la llamada que le llegaba desde lo más profundo del bosque."


"Buck hubiese podido pasar por un gigantesco lobo, el más grande de su especie."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada