martes, 10 de diciembre de 2013

El diario de la caja de fósforos

Il. Bagram Ibatouline

«Elige el objeto que más te guste y luego te contaré su historia.» 

"Una niña visita a su bisabuelo y elige una caja de puros que atesora en su interior un montón de cajas de fósforos. Dentro de cada caja hay un recuerdo: un hueso de aceituna, una chapa de botella, una entrada, una letra de plomo… Todas estas cosas nos narran el viaje de su bisabuelo desde Italia y sus primeros años en América; un diario de objetos guardados por un niño que ansiaba dejar constancia de su vida pero que no sabía leer ni escribir."



"Paul Fleischman, galardonado con la medalla Newbery, describe el drama de la inmigración y el deseo de aprender a leer mediante este homenaje a la conservación de la memoria".

Este álbum cuenta una historia dentro de una historia y dentro de muchas. Un bisabuelo contándole a su biznieta cómo fue su infancia, su viaje hacia un mundo que creían mejor, lo duro de sentirse extraño en una tierra en la que pensabas comerte el mundo y ser uno más.
Y cuenta la historia de muchos más que tuvieron que hacer lo mismo y ganarse la vida poco a poco y de manera muy dura.





Os he dejado con las imágenes del libro porque dicen mucho de lo que es este libro. Es un libro para contar y para que muchos niños aprendan que en otros momentos "también" la gente ha tenido que hacer el viaje de su vida con el único objetivo de sobrevivir.
La base de la historia, esa caja de fósforos, le sirve al bisabuelo en aquel momento para recordar todo lo que iba viviendo. Él no sabia escribir y la única manera de hacer un diario de su vida fue ir guardando sus momentos en cajitas pequeñas.
Una historia tremendamente vital y emocionante en la que puede que se sientan identificadas muchas personas.
Otro detalle imprescindible en este álbum son las ilustraciones como podéis descubrir en estas que aquí podéis ver. Son imágenes que nos trasladan en el tiempo, con unas texturas increíbles y esos tonos ocres que hacen envejecer las páginas, aspecto que hace creíble este diario, pero sobretodo que lo hace más bello.
Una joya que creo imprescindible para recordar un fenómeno que nunca deja de ser actual. Un álbum en el que vemos a un niño con ganas de aprender pero que las dificultades de la vida se lo impiden. Esas ganas de aprender a leer y a escribir para conservar todos sus recuerdos y vivencias, las suple con los objetos que guarda, otra manera de conservar la memoria.



Este álbum además, es excelente para motivar las ganas de aprender a escribir y crear un diario propio, con una historia propia. Seguro que a más de un niño como la niña de este álbum, le entrarán ganas de escribir su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada